READING

Fiscalía Agrícola debuta investigando lácteos y tr...

Fiscalía Agrícola debuta investigando lácteos y trigo

Las investigaciones de la unidad especializada de la FNE, también han abarcado al mercado del arroz y próximamente seguiría el de carne bovina.

Con visitas a terreno inició su labor investigativa la unidad agrícola al interior de la Fiscalía Nacional Económica (FNE), que surgió como uno de los anuncios realizados por el Presidente Sebastián Piñera en su discurso del 21 de mayo de 2010.
Un grupo compuesto por diversos profesionales, entre los que se cuentan economistas, abogados e ingenieros agrónomos, entre otros, han sostenido entrevistas personales con diversos actores, tanto ligados al mundo lácteo como al lechero. ¿El objetivo? Conocer en profundidad el funcionamiento de los sectores, así como la interacción entre productores y las industrias compradoras de sus productos, para así prevenir y perseguir las conductas que impidan, restrinjan o entorpezcan la libre competencia en los mercados silvoagropecuarios.

Para ello, el equipo está encabezado por el director nacional de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (ODEPA), Gustavo Rojas y el abogado de la unidad agrícola de la FNE, Francisco Bravo. Las primeras indagaciones comenzaron a realizarlas en el pasado mes de octubre.

El ministro de Agricultura, José Antonio Galilea, señaló a ESTRATEGIA que “es muy importante ese trabajo desarrollado por la unidad especializada en la FNE, porque el conocimiento de lo que ocurre en regiones, más lo que recoge en las entrevistas que sostienen con los diferentes actores, le permite hacerse un cuadro muy en terreno de cómo operan los mercados internos en muchos de estos productos”.

Si bien la unidad, así como la FNE –dirigida por el abogado Felipe Irarrázabal– son entes autónomos, el ministro aseguró que “hay un traspaso de información permanente entre la Fiscalía Nacional Económica y ODEPA, que es parte del convenio que se suscribió. En la medida que el Ministerio de Agricultura pueda aportar para que esa información colabore a hacer más transparente y normal el funcionamiento de los mercados internos, estamos interesados en aportar”.

MERCADO LÁCTEO
La creación de la unidad agrícola al interior de la FNE se concretó el 30 de agosto con la firma de un convenio de cooperación, entre el ministro de Agricultura, José Antonio Galilea, y el Fiscal Nacional Económico (FNE), Felipe Irarrázabal. Y ya a mediados de octubre se inició el diagnóstico al sistema de comercialización en el sector lácteo, marcado por históricos desencuentros entre industriales y productores, los que se están agudizando con el anuncio de fusión entre Soprole y Nestlé.
Para lograr una muestra representativa del panorama país, es que, de acuerdo al ministro Galilea, el equipo “ha estado en diferentes puntos de las regiones de Los Ríos y Los Lagos tomando contacto con productores lecheros y la propia industria láctea”. Por ejemplo, el 26 y 27 de octubre visitaron diversas lecherías, el laboratorio Cooprinsem, algunas industrias en Osorno, y en Puerto Montt se reunieron con la Asociación de Agricultores de Llanquihue, además de productores.

De acuerdo a fuentes ligadas al proceso, el objetivo de la gira fue detectar si el pago a los proveedores de leche fresca se realiza cumpliendo las normativas que rigen ese tipo de intercambios comerciales. Además, de si tanto en el proceso de producción como en la compra, se siguen siempre los mismos estándares. Ello, de acuerdo a la industria, es de vital importancia, ya que no se realizaban estudios de este tipo hace más de cuatro años.

La comercialización de leche “no está funcionando de manera transparente”, indicó el presidente de Fedeleche, Dieter Konow. Ello por cuanto la industria procesadora se demora en reflejar las alzas de precios en el mercado internacional a nivel interno, “lo que no sucede cuando hay una caída, la que se traspasa con agilidad”. Por ello, “urge perfeccionar la transparencia en el mercado interno, para dar más estabilidad al sector y poder efectuar las inversiones necesarias en un ambiente más estable”.

CEREALES Y CARNE
“También visitaron la Región de La Araucanía, donde sostuvieron contacto con los gremios trigueros y algunos molinos”, comentó Galilea. Y añadió: “Igualmente estuvieron en la Región del Biobío por el arroz y otros productos”.
”En diciembre recibimos la visita del equipo. Están recabando información, atentos a lo que pasa en el mercado”, aseguró el presidente de Fedetrigo, Manuel Riesco. Es así como la investigación abarcó a productores de trigo de las regiones IX, X y XIV y de arroz en la VII.

“Les dimos algunos antecedentes de nuestra operación y de los molinos. A ellos le interesa saber cómo compran, las muestras, las contramuestras, si hay acuerdo o no, las diferentes cantidades y lo precios que se fijan en torno a ellas, etc.”, explicó el gremialista.

Sin embargo, considera que antes de tomar algún tipo de medidas, la unidad agrícola de la FNE “va a esperar que comience la compra de trigo para, ante cualquier problema, actuar”.

Además, de acuerdo a fuentes del sector, el organismo estaría iniciando investigaciones en el mercado de la carne bovina,donde los productores han disminuido su interés por invertir, porque la cadena comercial no estaría funcionando correctamente.

De acuerdo a denuncias realizadas por empresarios del sector, la estructura comercial no permite que la producción de carne sea un negocio rentable. El presidente de la Federación de Productores de Carne (Fedecarne), Cristián Arntz, indicó que “la masa ganadera existente actualmente en Chile es equivalente a la que teníamos en el año 1960, es decir, hay un retroceso de 50 años en este rubro, lo cual se debe principalmente a que el negocio no está siendo sustentable en el tiempo”. A ello se suma el hecho de que “la tendencia del consumo de la carne de vacuno en estos últimos años, se ha visto en cierta medida estancada”.

OTROS MERCADOS BAJO LA LUPA
El trabajo al interior de la unidad agrícola de la FNE no se limitará a los mercados anteriormente expuestos, ya que continuará investigando de oficio y pendiente a las denuncias que reciba.

Verduras y Hortalizas: los productores han denunciado que, en vista de que comercializan perecibles, su poder de negociación se ve reducido ante la urgencia de vender antes de perder la producción. Esta situación sería aprovechada por las empresas para obtener precios de compra que no satisfacen a los agricultores.

Frutas: por tratarse de productos perecibles, sucede algo similar al caso de las verduras. Otro de los problemas que denuncian los agricultores es el ingreso ilegal de productos “eludiendo los controles. Eso, además de ser competencia desleal, es perjudicial para el sector, pues no sabemos si vienen con pestes o enfermedades”.

Asimismo, en el campo de los berries “gran parte de los productores no cuenta con una cadena de frío para mantenerlos, por lo que a veces sucede que los pallets de fruta no llegan en las condiciones que el comprador espera y si la factura no está hecha, devuelven el producto o lo compran a precios que sólo sirven para pagar los insumos”.

Vino: de acuerdo a los productores, la problemática radica en “la técnica de negociación del poder comprador”. Esto conlleva a “una suerte de acuerdo horizontal de precios entre los demandantes, donde un actor fija el precio y el resto adhiere al mismo y en condiciones similares”. Ello, indican, lleva a la falta de transparencia en la determinación del precio.

Fuente: Estrategia


COMMENTS ARE OFF THIS POST