Arándanos combaten la diabetes tipo 2

arandanos
Estudio señala que comer arándanos enteros disminuye en un 26% el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2

Un estudio publicado en el British Medical Journal indica que los arándanos reducen el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en un 26% en comparación al 2% de tres porciones de cualquier fruta entera. No obstante, el jugo de esta fruta rica en antioxidantes parece no tener el mismo efecto.

La investigación analizó las dietas de más de 187.000 personas en EE.UU., pero Diabetes UK señaló que los resultados del estudio deben ser tratados con precaución.

Investigadores del Reino Unido, EE.UU. y Singapur utilizaron datos de tres grandes estudios de profesionales de la salud en los EE.UU. para examinar la relación entre el consumo de frutas y el riesgo de contraer diabetes tipo 2.

Los estudios utilizaron cuestionarios de frecuencia alimentaria para dar seguimiento a los participantes cada cuatro años, preguntando con qué frecuencia, en promedio, comían una porción estándar de cada fruta.

Las frutas que se utilizaron en el estudio: fueron uvas o pasas,duraznosciruelas o damascosplátanos,
melonesmanzanas o perasnaranjas, pomelofrutillas yarándanos.

El análisis de los datos dejó en evidencia que tres porciones por semana de arándanosuvas y pasas,manzanas y peras, reducen significativamente el riesgo de diabetes tipo 2.

Mientras que todas las fruta demostraron reducir el riesgo de padecer la enfermedad, los arándanos parecieron ser particularmente eficaces.

Los investigadores señalaron que esto se debería al hecho que los arándanos contienen altos niveles de antocianinas, las cuales mejoran la captación de glucosa. Asimismo, contienen polifenoles naturales, los cuales son conocidos por sus efectos beneficiosos.

Tal como señala el estudio: “las frutas tienen contenidos muy variables de fibra, antioxidantes, otros nutrientes y fitoquímicos que conjuntamente pueden influir en el riesgo”.

Sin embargo, la carga glucémica de diferentes tipos de frutas  (la calidad y la cantidad de carbohidratos que contienen) no explicó plenamente los resultados, según el estudio.

Efecto del jugo

Cuando los investigadores examinaron los efectos del consumo de jugo de fruta, encontraron un ligero aumento del riesgo de diabetes tipo 2. Así, el estudio señala que la sustitución semanal de consumo de jugo de frutas por frutas enteras podría traer beneficios para la salud.

Por ejemplo, reemplazar el jugo de fruta por arándanos enteros podría reducir el riesgo de contraer diabetes tipo 2 en un 33%, si se reemplaza por uvas y pasas disminuye un 19%, con manzanas y peras un 13%  y con cualquier combinación de fruta entera en un 7%.

Sustituir el jugo de frutas con naranjasduraznosciruelas y damascos tiene un efecto similar.

Qi Sun, autor del estudio y profesor asistente en la Escuela de Salud Pública de Harvard, dijo que, en general, los jugos de frutas contienen menos de los compuestos beneficiosos que se encuentran en las frutas enteras.

“El proceso de extracción de jugo deshace la fruta, dejando sólo los fluidos que se absorben más rápidamente, incrementando los niveles de azúcar en la sangre y los niveles de insulina si contienen azúcar”.

“Para minimizar lo más posible el riesgo de diabetes tipo 2, es recomendable reducir el consumo de jugo de fruta y aumentar el consumo de frutas enteras”, dijo.

Los expertos dicen que la mejor manera de reducir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 es comer una dieta balanceada y saludable que incluya una variedad de frutas y verduras, y de ser posible realizar actividad física.

Un estudio ‘fiable’

El Dr. Matthew Hobbs, director de investigación de Diabetes UK, dijo que el estudio proporciona una prueba más que comer mucha fruta entera es parte fundamental de una dieta equilibrada que reduzca al mínimo el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Sin embargo, dijo que los vínculos entre la diabetes tipo 2 y determinados tipos de frutas o bebidas de frutas deben ser tratados con precaución.

“Algunas de las conclusiones se basan en una serie de supuestos y modelos que pueden haber distorsionado los resultados de manera significativa, por ejemplo, los investigadores utilizaron encuestas para preguntar a los participantes con qué frecuencia consumían ciertos alimentos. Este tipo de encuesta a menudo puede ser poco fiable ya que las personas son más propensas a recordar ciertos tipos de alimentos”, dijo.

Kamlesh Khunti, profesor de atención primaria de diabetes y medicina vascular de la Universidad de Leicester, dijo que el gran estudio mostró que comer cualquier fruta es bueno.

“Comer todo tipo de fruta funciona y reduce el riesgo. El Gobierno recomienda comer cinco porciones de frutas y verduras todos los días”.

 www.portalfruticola.com


COMMENTS ARE OFF THIS POST